Patrocinados
in

Antes y ahora: cómo la tecnología ha cambiado la vida de los gatos

Patrocinados

Si crees que la tecnología cambió vuestras vidas, ¡mirad a estos gatos!

En los últimos años han aparecido muchas tecnologías nuevas a las que nos hemos tenido que ir acostumbrando: smartphones, tablets, portátiles, televisores de pantalla plana, Internet… Pero muchas veces no nos damos cuenta de que todos estos cambios también han afectado —y confundido— a nuestras mascotas.

Giphy

Sin ir más lejos, os traemos algunas imágenes en las que podemos ver cómo eran las cosas antes y después para los felinos, recopiladas por Bored Panda. Y en ellas verás cómo los animales, como algunas personas mayores, tienen problemas para procesar tantas novedades.

¿El ratón es un animal real que hay que perseguir por todos los medios, o un accesorio imprescindible para su humano? ¿Son reales esos animalitos que aparecen en la tele? En estas imágenes podréis ver a los gatitos haciéndose estas y muchas otras preguntas…

Patrocinados

1. Sentarse sobre la tele ya no es tan fácil:

antes-ahora-gatos-tecnologia-1
Bored Panda

2. Así ha cambiado el fantástico hobby de observar a los pájaros:

antes-ahora-gatos-tecnologia-6
Bored Panda

3. Invadiendo el espacio personal humano:

antes-ahora-gatos-tecnologia-4
Bored Panda

4. El arte de la caza:

antes-ahora-gatos-tecnologia-7
Bored Panda

5. El arte de la pesca:

antes-ahora-gatos-tecnologia-10
Bored Panda

6. ¿Cuándo hacerse un ovillo deja de ser un verdadero ovillo?:

antes-ahora-gatos-tecnologia-3
Bored Panda

7. Así han cambiado las casetas:

antes-ahora-gatos-tecnologia-8
Bored Panda

8. Ni los momentos de relax son lo que eran:

antes-ahora-gatos-tecnologia-2
Bored Panda

9. Buscando el calorcito:

antes-ahora-gatos-tecnologia-5
Bored Panda

10. Corriendo:

antes-ahora-gatos-tecnologia-9
Bored Panda

¿Qué os parece a vosotros?

Patrocinados

17 ilustraciones demasiado sinceras que os dicen la verdad sobre ser madre

Chernobyl retratado con fotografía infrarroja parece más inquietante que nunca