Patrocinados
in

El drama de Cristian Gálvez: de presentador de éxito a trabajar en una juguetería

Patrocinados

En apariencia, la vida sonríe a Christian Gálvez —dejando de lado aquella desagradable sorpresa playera que se encontró durante sus vacaciones—.

En lo profesional, las cosas parecen irle viento en popa. En lo personal, tres cuartas partes de lo mismo: imposible olvidar la preciosa declaración de amor de Gálvez a su pareja Almudena Cid en directo.

Patrocinados

Está claro que Pasapalabra es una mina. El programa llegó inicialmente a Antena 3 en 2000 a través de la productora Boca a Boca, que sí había comprado el formato a ITV —en Reino Unido se llamaba The Alphabet Game. Pero en noviembre 2006 Telecinco le “robó” el programa a Antena 3.

El problema es que cuando se expiró el contrato con Boca a Boca, la cadena de Paolo Vasile firmó directamente con los ingleses y se ahorró el intermediario… algo que terminó trayéndole problemas legales.

Patrocinados

Sea como sea, últimamente no para de regalar momentazos televisivos. A la emoción del rosco en los últimos días se han añadido algunas situaciones sorprendentes como la rajada de Christian Gálvez contra sus haters, o el llanto de uno de los concursantes por la emoción de cumplir su sueño de participar en el programa… concursante que, posteriormente, abandonaría sin que Telecinco haya querido explicar el motivo.

Sin olvidarnos, por supuesto, de que hace unos pocos meses un concursante ganó el mayor bote de la historia del programa. Se trató de Antonio, un concursante que ya había batido el récord de permanencia… y que escondía un drama familiar.

Gálvez es un presentador de éxito… pero a su paso por Chester, nos ha recordado que no siempre fue así. El experto en Da Vinci le contó a Risto Mejide cómo cuando estaba empezando en multitud de ocasiones volvía a casa tras un casting con un “no” como respuesta y la sensación de “no servir para ello”.

Gálvez contó el momento profesional en el que la fama dejó de sonreírle. “Hace muchos años presenté un programa de mucho éxito, Desesperado club social, premio Ondas al programa más innovador”, recordó.

“Ese programa terminó, una decisión política. Yo tenía 21 años. Lo tenía todo y era “bueno, me llamarán”. Me llamarán, me llamarán… y nunca llamaron”.

Como confesó en directo, le tocó reciclarse y buscarse la manera de llegar a fin de mes.

“Trabajé en una juguetería de lunes a domingo, 12 horas al día, 700 euros.”

“A mí no se me cayeron los anillos. ¿Qué sé hacer? Vender. ¿Qué me gusta? Los videojuegos. Bueno, pues voy a por eso”, explicó.

Sin embargo, lo que no llevaba tan bien era ser reconocido por los clientes: “La historia era que, claro, todo el que venía a la tienda era: “¡Pero si tú eres el de la tele!””.

Afortunadamente, tiempo después volvió a hacerse un hueco en televisión como reportero de Caiga quien Caiga, y en 2007 cogió el timón del exitoso concurso Pasapalabra… hasta ahora.

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

Patrocinados

Eva González dice adios de manera inesperada a ‘MasterChef’

Los 13 chistacos más descojonantes de la tarde