Patrocinados
in ,

La historia que no sucederá en la vida en España

Patrocinados

Hoy hemos reflexionado sobre el concepto de “giri”, que podríamos traducir como deber u obligación social. Hace referencia a la gratitud que los japoneses deben mostrar ante los demás.

En todo este entramado de comportamientos y organización social que da cuerpo a la cultura ancestral japonesa, entra en juego este “giri”, es decir, la obligación de gratitud ante un superior o persona que nos ha ayudado o hecho un favor. Supone sentir que estás en deuda con la otra persona y que te lleva a estar obligado a devolver esa gratitud.

Por lo tanto, supone pensar en el otro antes que pensar en uno mismo. Es comunidad antes que individualismo.

Patrocinados

El “giri” contribuye a regular de una forma contundente las relaciones jerárquicas como las de maestro y alumno, o las relaciones en la empresa. En ellas es frecuente que los trabajadores sientan que deban agradecer todo a sus superiores y sientan la obligación de llevar a cabo su trabajo lo mejor posible, lo que permite entender el increíble servicio al cliente que encontramos en Japón.

El “giri” se aplica también en la relación entre hombres y mujeres. De esta manera, el “giri” ayuda a mantener la armonía social y ayuda a limar las posibles asperezas que pudieran surgir en un momento determinado.

Patrocinados

Un ejemplo precioso lo ha contado estos días el tuitero @alvaroga91, con una anécdota que se ha convertido en todo un fenómeno viral:

¿Qué os parece a vosotros?

Patrocinados

Un fotógrafo buscó a la gente que retrató hace más de 30 años para recrear sus fotos