Patrocinados m1

,


Muy duro: el drama familiar del ministro Màxim Huerta

Patrocinados

Como sabréis si no habéis estado viviendo debajo de una roca, desde que se convirtiera en Ministro de Cultura y Deporte, el periodista Màxim Huerta se ha situado en el punto de mira de todo el mundo. Su pasado, especialmente en las redes sociales, ha salido a la luz de una manera que no ha ocurrido en otros de los elegidos por Pedro Sánchez.

Lo más comentado ha sido la polémica por unos tuits en los que, en su día, manifestó que no era aficionado al deporte. Pero no son los únicos aspectos de su pasado que han salido a flote.

Patrocinados

Huerta se defendió en las redes sociales declarando que pensaba “mimar y amar” el deporte aunque no lo practique, pero ahora se ha vuelto a convertir en protagonista de todos los titulares por una cuestión bien distinta.

Se trata de la dura historia familiar que arrastra, y que en realidad él mismo compartió años atrás en El Programa de Ana Rosa, donde trabajaba, aunque por entonces no causó tanto revuelo como en la actualidad.

Patrocinados

Era el año 2011 cuando Màxim comentó precisamente en aquel programa la noticia del accidente de tráfico de Ortega Cano que le costó la vida a Carlos Parra, el conductor contra el que impactó el vehículo del torero.

A propósito de esta noticia, el periodista acabó revelando un episodio de su vida que emocionó al público: un desgarrador relato sobre su padre.

“Me espanta absolutamente la cantidad de cosas que se están comentando”, se lamentaba, añadiendo que tenía “tolerancia cero con el alcohol en la carretera”.

“Un 31 de diciembre, en Nochevieja, mi padre no llegó a casa porque el alcohol provocó un accidente. El accidente no solo afectó físicamente a la vida de mi padre, sino que afectó a la de mi madre y a la mía”, reveló ante sus compañeros, sentenciando que le era imposible “empatizar” con la historia del diestro.

Posteriormente, en 2016, el ahora ministro compartió a través de las redes sociales una imagen la que aparecía junto a su padre, en silla de ruedas. “La vida. LA VIDA”, escribió en Instagram.

Hace un año que falleció el padre de Màxim Huerta víctima del alzhéimer. “Mi padre tiene alzhéimer y pequeños infartos que van minando su capacidad de movilidad”, escribió entonces en su blog, donde habló de la dura experiencia de la enfermedad.

Aunque el periodista estuvo muy unido a su padre, a quien le dedicó un emotivo mensaje, su madre ha sido la figura más fundamental en su vida y uno de sus principales pilares, especialmente por los terribles acontecimientos que les ha tocado vivir.

Así lo demostró él mismo cuando tomó posesión de su cargo como ministro de Cultura y Deporte y besó a su madre, visiblemente emocionada.

Además, el mes pasado, la homenajeó con una bonita publicación en las redes donde aparece junto a ella:

“La vida nos ha hecho pasar por muchos colores. Y aquí estamos, tan guapos. 🌿 Madre e hijo. #díadelamadre”