Patrocinados m1

,


Paz Padilla recibe por fin la mejor noticia posible de su hija

La presentadora de ‘Sálvame’ ha celebrado mucho su regreso

Patrocinados

Como recordaréis, Paz Padilla y Juan Antonio Vidal celebraron una boda el pasado 2016 en Zahara de los Atunes, Cádiz. Una boda de la que se fueron sacando muchos trapos sucios, como que Paz se casó cabreada, o que no invitó a sus compañeros de Sálvame

En realidad, Paz conoció al que ahora se ha convertido en su marido cuando ella tenía 14 años y él 17. En aquel momento se enamoraron e iniciaron una larga relación de 14 años, hasta que la relación se terminó en parte por los compromisos profesionales de los dos.

Patrocinados

Paz comenzaba su etapa televisiva en Madrid, y al tiempo empezó una relación con Albert Ferrer, con quien se casó y tuvo a su hija Anna. Juan Vidal, mientras tanto, vivió una vida paralela: también se casó, también tuvo una hija… y finalmente, también se separó.

Pero veinte años después de separarse, el destino les volvió a unir, y Paz tiene muy claro que esta vez es la definitiva: “Yo no me vuelvo a separar de él”, ha asegurado recientemente.

Patrocinados

Pero hablemos sobre su hija: como buena millennial, Anna tiene un canal de vídeos. Y aunque tanto ella como su madre son dos mujeres públicas, hasta que Paz no fue entrevistada por Bertín Osborne no se las había visto juntas en un programa de televisión. La joven estudiante de Económicas, de 20 años, es por lo visto el motor de la vida de Paz.

Afortunadamente para la presentadora de Sálvame, la hija pródiga ha vuelto a casa: Anna había estado terminado su curso en el Reino Unido y por fin está de vuelta junto a su madre, con la que sigue muy unida.

Aunque la joven había hecho alguna visita rápida a sus familiares, Paz la ha echado mucho de menos y no ha dejado de acordarse de su pequeña en las redes sociales siempre que ha podido. En total han sido nueve meses lejos de amigos, familiares y del calor del hogar.

Pero por fin ha llegado el momento: Anna ha vuelto a casa este pasado fin de semana, y ha aprovechado para reflexionar sobre la experiencia: “Ha sido un año de cambios, de aprender mucho, de superarme a mi misma. He conocido a gente increíble, he aprendido a cocinar y a ser independiente. Ha habido momentos en los que me he sentido sola, y lejos de mi familia y otros en los que no me podía sentir más feliz”, dijo la joven en sus redes sociales.

Instagram

Echando la vista hacia atrás, Anna Ferrer tiene claro que irse fuera nueve meses ha sido una experiencia que no cambiaría por nada. “No soy la misma persona que vino, pero ahora un pedacito de mí siempre pertenecerá a Loughborough. Gracias a toda la gente que he conocido, que hoy son más bien familia, y también a todos vosotros”, comentó la joven.

Impaciente por celebrar su llegada, Paz Padilla también recurrió a las redes para mostrar su entusiasmo. “¡Por fin, vuelve mi niña!”, exclamó la madre.

Instagram

Tras poner los pies en España, Anna y Paz no se han separado ni un momento y salieron a comer por el centro de Madrid para celebrar el retorno. Ahora la vida se abre delante de Anna y, de momento, seguirá un tiempo en Madrid al lado de su madre.